"Si algo no resulta lógico, perdón de mi cabeza"

jueves, septiembre 15, 2005

Placer culpable (Parte I)


EL PADRINO ME gusta caleta, aunque nunca la he visto entera, porque –aunque no sea muy políticamente correcto admitirlo- me da algo de lata el ritmo. Lo que me llama la atención es mi fascinación por los mafiosos, de hecho igual quisiera ser novia de Michael Corleone.

ES CIERTO QUE si hubiera una vendetta o algo por el estilo, mi nombre estaría entre los primeros de la lista negra o si rompiéramos mal, mi vida terminaría con un tiro en la cabeza, como –dicen- se estila en ese rubro. Pero sin duda, la sensación de poder y protección que me daría el hecho de andar del brazo de Michael sería para mí impagable.

AYER ESTUVE REVISANDO Internet y me encontré con una revista peruana que se llama Etiqueta Negra (
www.etiquetanegra.pe.com). [Como toda publicación que se precie de vanguardista, tiene un diseño sofisticado y temas medios pelotudos –no de actualidad inmediata- y medios pretensiosos, con los que engancho para mi pesar, como argumentaciones en pro y en contra del chat, una nota sobre el médico-que-se-robo-el-cerebro-de-Einstein y así. Realmente, para ocio productivo].

LA COSA ES que en una de las ediciones pasadas –dedicada al cine- entrevistaron a un ex asaltante de bancos devenido en actor de cine. Su tesis, fundamentalmente, es que las mujeres sienten una atracción fatal por los tipos malos, los infractores de ley. No sé si será tan así. En lo personal, un vulgar ladrón no me atraería, pero sí Michael Corleone. Y también su padre, Don Vitto. Pero, lamentablemente, mi tendencia a enamorarme –vamos, ilusionarme- de pasteles decentes y legales es más fuerte, parafraseando a SS Juan Pablo II (¿QEPD?)

CREO QUE FUE Mario Puzo quien dijo algo así como que los mafiosos son los únicos que realmente saben que la lealtad no existe y que, por la misma razón, castigan tan drásticamente las evidencias de su inexistencia. Tal vez ellos me gustan por eso: por el radicalismo del que no soy capaz.

3 Comments:

Blogger Kathy_C said...

Tú.

Tú con el padrino y la escena del caballo.

Yo.

Yo te extrañé.

No sé por qué, pero mientras tú estabas allá, acá pasaron muchas cosas.

Y no fui a Copiapó... ¿de dónde sacaste eso? El texto de mi blog era una reminiscencia. Un recuerdo. Una volá'.

Besos caluguientos.

2:44 p. m.

 
Blogger Kathy_C said...

Ahm. Puerto Montt.

Ahí, piola, pero super rápido. Fue de un día para otro, sólo con desayuno rico.

Además, cuando llegué a Santiago estaba la cagá con las lluvias. Se anegaron hasta los cuicos.

Supongo que siempre será más lindo ir a Isla de Pascua. Aunque a ti te haya gustado "no tanto" :P

6:31 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Creo que "El Padrino" no es para nada un placer culpable, sin importar de quien estemos hablando ....
Muy por el contrario es algo para estar mas que orgullos@ ...

2:28 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!