"Si algo no resulta lógico, perdón de mi cabeza"

domingo, enero 15, 2006

Ciudadana, no empleada

Listo: ya lo hice. Hoy fui temprano, me evité las colas inmensas de la última vez y voté por Michelle Bachelet. Al igual que en diciembre, con el mismo vértigo en la guata. Con la misma emoción del domingo 11, con la misma convicción de que ésta es una oportunidad para que las cosas mejoren. O por lo menos la última para conservar la inocencia en estas lides.

No voto derecha, porque creo que no se lo merecen por las razones que ya he explicado, ni tampoco voto decé, porque me produce desconfianza. Yo no tengo militancia partidaria, no pretendo seguir una carrera política, ni estoy cuidando puesto alguno en el aparataje público. No tengo ni la más remota posibilidad de ser seremi ni de asumir una jefatura de algún servicio. También creo que la Concertación, en estos dieciséis años, sólo ha gobernado en la medida de lo posible y que hay muchos saldos pendientes. Que no serán resueltos por Piñera y su tropa -¿tiene tropa?- , por lo demás.

Me aterra escuchar a esa gente que declara preferir a Piñera para que el país se transforme en Chile S. A. Todos marcando tarjeta, todos cumpliendo horario. “Respire, que para eso le pago”. Rigiéndonos por planes de marketing en lugar de políticas públicas. Me asusta y lo reitero: quiero ser ciudadana y no empleada.

He sido rabiosamente bacheletista acá y también en la vida real. Ya he dicho por qué: la ex ministra es una sobreviviente con la cara limpia, capaz de reírse de sí misma y batírsela con un container de dolor y obstáculos en la espalda. Con absoluta convicción creo que si hoy sacamos a la Bachelet se hará historia, que algo va a cambiar. Tal vez efectivamente esta vez nos llega la alegría. La misma que está en deuda desde 1990. Y confío en que estas cosquillas que sentí hoy cuando trazaba la marca en la opción dos sea la confirmación de que al fin esta noche se viene. El carnaval, la esperanza, la libertad, la fraternidad y, ojalá, la igualdad de oportunidades.

2 Comments:

Blogger Cristian said...

Ayer venía en el bus de vuelta a Santiago mientras escuchaba en todas las radios posibles (gracias a Dios por las "redes territoriales" de Bio Bío y Cooperativa... me salvaban Cooperativa de Linares, Bio Bío de Talca, Bio Bío de Curicó, Cooperativa de San Fernando, etc. etc.) y tenía una gran sonrisa en el rostro. A cada rato me llamaba gente y me decían todos "estamos felices". Hay una gran expectativa, señorita L, y creo que se puede cumplir. Al menos hay muchos que estamos dispuestos a lograrlo. A "seguir sorprendiendo al mundo", como dijo muy bien la Presidenta Electa. Y terminar de construir ese país que, creo, todos queremos.

Me siento feliz, aunque sea el único en esta empresa que está feliz hoy. El resto tiene cara de funeral o de "será, qué le vamos a hacer". Qué diablos. Comparto mi alegría con el mundo por el computador.

Saludos, señorita L y felicidades por un triunfo sacrificado pero merecido. :-)

10:34 a. m.

 
Blogger Loruka said...

Es curioso cómo se puede estar tan feliz hoy, el día siguiente, mientras que el entorno o tiene cara de funeral o ya empieza a poner en duda las capacidades de la Presidenta. Pero estoy tan contenta, que sólo dejo que hablen.

Saludos.

3:27 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!