"Si algo no resulta lógico, perdón de mi cabeza"

lunes, enero 23, 2006

Fe de erratas (O peor que repartiendo crédito)

Es penca constatarlo, pero así es: soy falible. Tanto como cualquiera. No se trata de que me crea mejor o menos propensa al error que otro ser humano. No. Admito que las equivocaciones son, en general, una inagotable fuente de conocimiento. Y que nunca he rehuido admitir que me equivoco.

Pero ése no es el punto. De lo que hablo es de constatar la falibilidad de una en la pega. Mi jefe directo –a partir del martes pasado- salió de vacaciones durante tres semanas. Lo que significa que debo coordinar los reportajes de domingo. Pues bien: me condorié en uno de los temas.

Es complejo explicarlo, pero ahí va. La génesis del condoro es ésta: hay un párrafo poco claro. Según lo que leo, A (una autoridad de gobierno) dice X sobre algo –Y- que dijo B (un exportador agropecuario). El texto, además, tampoco explicitaba eso Y que había dicho B. Como estaba confuso, lo redacté, poniendo X en boca de A, sacando la referencia a Y (dicha por B), porque ésta no aparecía. Reitero: según había entendido.

Lo terrible es que quien escribió el reportaje me llamó ayer domingo para reclamar: B había dicho X. No A. Aunque los conectores, ilativos y la redacción se interpretara como que X era una declaración de A. Entré en pánico, lateada por el error, porque la chica es estudiante, era su primera vez y se le vino el mundo encima. Pese a que en esta situación Atlas debía ser yo.

Hoy es lunes y A aún no llama para reclamar. Hablé con quien subrogo y el editor general para ponerlos sobre aviso. Y aunque ambos desperfilaron la equivocación –“hemos salido con cosas mucho peores y hemos encontrado solución”, dijeron-, no consigo dejar de recriminarme. Sigo insistiendo en que ese párrafo estaba mal redactado, pero no puedo olvidar que, a fin de cuentas, el error pasó por mí. Por mi mano.

Y para rematar esta edición negra, me acaba de llamar una señora –de ésas típicas viejas de mierda que llaman a los diarios- para reclamar que el tema del corresponsal de Ovalle venía con dos fotos cambiadas: La de C aparece como la de D y viceversa.

Fui a revisar el archivo del material despachado. Y la foto de C estaba rotulada como “C” y la de D como “D”. La equivocación, entonces, pasa por los ágiles de diagramación, que alternaron las lecturas con las imágenes. Pero también por mi mano, porque debí haber previsto la posibilidad de un error así y no contrasté la copia digital con la maqueta de la página. Como defensa, sólo puedo decir que C y D son dos personas que fueron noticiosas entre 1940 y 1970, por lo que no conocía sus rostros y que quien diagramó la página debió sumar 2 + 2: si la foto decía “C” era porque le correspondía la pata de mono que decía“C...”. Y lo mismo con D.

Ahora, tengo un nudo en la guata. Revisé concienzudamente el material, segura de la inspección. Pero es mediodía y ya van dos condoros. ¿Vendrá un tercero? ¡Aaaaaaaagh! Soy tan falible como cualquiera, pero en esta pega queda registro en papel. Y no puedo dejar de refregármelo en plena cara.

9 Comments:

Blogger Ary said...

Menudo trabajo, esta Fe que tenemos, nos da el menudo trabajo. Relajate, que con tensión hay cada vez más erratas.

3:53 p. m.

 
Blogger young_supersonic said...

GUAU. LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA. X ALGO TUS JEFES TE LO DIJERON. MÁS QUE ENTERRAR LA CABEZA, HARTA DUREZA DE CABEZA Y PA LA PROX LEE 5 VECES.
DE LOS ERRORES SE APRENDE. Y NADIE SALIO EN EXTREMO PERJUDICADO AHORA.
FUERZA Y ÁNIMO. TODO SALDRÁ BIEN.
UN ABRAZO

4:49 p. m.

 
Blogger Kathy_C said...

Sí.

Y además, hoy me miraste feo.

PS: Cóoooortala. Si eris humana po. Meh. Se cree una máquina. Nanai. Te quiero y a ti no más te respeto como jefa y amiga. =)

5:39 p. m.

 
Blogger Loruka said...

Ary: Hola, buen punto. Algo así como una versión high tech e inversa de "sin piñata no hay posada".

Tusa: Leeré seis veces... El atado es que si fuera sólo un error en mi vida -que me afectara sólo a mí- estaría bien. Pero se afecta a otras personas y eso es lo que me descompone.

Kathyc: no es que me crea una máquina. Sólo que soy responsable de las pifiaduras y eso me intranquiliza.

Y ¿cuándo te miré feo?

5:47 p. m.

 
Blogger Kathy_C said...

¿Ah no te creis máquina?

Entonces no te respeto.

Meh.

6:12 p. m.

 
Blogger Cristian said...

Días negros, que les dicen... pero pasan. "Un error lo comete cualquiera". Al menos a ustedes no se les caen los puentes cuando se equivocan. ;-)

Como decía uno de los grandes por ahí: "tómelo por el lado amable".

O al menos olvídelo lo más pronto posible.

6:22 p. m.

 
Blogger Hunter said...

uno aprende de los errores...

solo pasaba por aqui...

saludos

Hunter

9:48 p. m.

 
Blogger Ipnauj said...

Recuerda que el diario de hoy es importante y el de ayer, con suerte, sirve para envolver pescado. Lo que pasó pasó.

Un gran saludo.

10:17 p. m.

 
Blogger Loruka said...

Tienen razón: si se compara con el condoro del Mineduc, lo mío es nada. Un detalle.

7:18 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!