"Si algo no resulta lógico, perdón de mi cabeza"

martes, mayo 02, 2006

Lo que odio (y me da risa) de mis colegas

Hay cosas que no se soportan. Menos en el plano laboral, porque lo que está en juego allí es la pega, los tiempos y los ánimos de varios. Y ahí, en ese punto de confluencia, hay ciertos detalles que se hacen definitivamente insufribles y pueden generar más de algún conflicto.

Si usted, al igual que yo, se desempeña en el submundo del periodismo -especialmente si lo ejerce en regiones-, sabrá que algunos colegas caen en ciertas actitudes y costumbres que causan lata, rabia o risa. O todas esas cosas a la vez.

En exclusiva, las taras que detesto en mi gremio. Afírmense, que la lista es dura. Y no se quejen: ya he dicho que soy de lo más prejuiciosa. Una verdadera vieja mañosa =D !!!

1.- No bese al entrevistado en medio de una cuña ajena.

Se sabe que la urbanidad es una virtud que muchos agradecen y que la esencia del periodista es comunicar. Pero ¿por qué cresta tiene que despedirse del señor alcalde, del señor diputado o del honorable senador justo cuando otro colega le está haciendo preguntas?

Aunque usted sea un espíritu libre, que hace caso omiso al qué dirán (lo que resulta contradictorio por su imperiosa necesidad de despedirse); tiene que mantener buenas relaciones con los colegas. De lo contrario, corre el riesgo de ser molido a palos o que se critique sus motivos, especialmente si lo suyo es el estilo sex simbol.

2.-No se cuelgue de un colega que “la está haciendo piolita”.

Los entrevistados –salvo contadas ocasiones- no muerden. O, bueno, sí, pero usted sabe los riesgos que implica esta pega. Y si le están dando algún dato a otro colega, es probable que también le digan a usted. También es probable que no le digan, porque -usted sabe- la confianza cuesta ganársela.

Aun así, es mejor que corra el riesgo y pregunte por su cuenta. Es preferible a escuchar detrás de la puerta, hacer como que pasaba por aquí o llegar y –careraja- poner la grabadora o tomar apuntes. Por dignidad, más que sea.

3.-No se coma todo el cóctel.

Sí, es cierto. Somos muchos y la pega escasea. Los salarios son bajos y a veces no alcanzan. Se camina harto y el hambre es directamente proporcional a ese gasto energético.

Todo eso se entiende, pero no justifica que arrase en los ágapes públicos. Convengamos que no es muy práctico sacar declaraciones con una empanada atravesada en la boca, dos brochetas en una mano y la grabadora y una copa en la otra. Fino y estético tampoco es.

La única utilidad de este comportamiento además de saciar –momentáneamente- su hambre, es transformarse en comidillo de reporteros, autoridades y socialites. Patético.

4.- En las conferencias de prensa, no latee con sus personales análisis de la contingencia.

Usted sueña con ser como un Pato Navia, un Carlos Peña, un Pepe Auth, un Eugenio Tironi o, en su defecto, un Fernando Villegas. Y vaya que está cerca de lograrlo, pero no por los motivos que cree. Le falta preparación y estilo, aunque hay que reconocer que en ítem "latear" se acerca.

Aunque los conferencistas y colegas se mantengan en silencio mientras usted difunde sus sesudos comentarios no especializados, lo más probable es que no le escuchen. Tal vez sacan cuentas, proyectan qué hacer con la devolución de impuestos, meditan por qué eligieron una carrera con tanto futuro como ésta, alcanzaron el estado alfa o, simplemente, duermen.

5.- No reportee sin saber nada de nada...

Casualmente, los periodistas trabajan con algo llamado información. Y no, no es un don divino. Si se aplica, lee los diarios, mira la tele, navega en Internet, escucha radio e –incluso- reportea, puede llegar a cachar la actualidá, que le llaman.

No es que a uno le importe mucho el pelambre, pero digamos que su credibilidad queda bastante menguada si usted hace el loco preguntándoles a la fuente desde lo básico: Sí, ya nombraron a todos los seremis, el intendente es el candidato a diputado que perdió en diciembre. Y sí, efectivamente otra vez es decé.

Infórmese antes, si para eso le pagan.

6.- ....O por último ¡disimule, pero bien!

Ya. Es cierto. Convengamos que no siempre se puede hacer uno el tiempo para saber de todo. Pero sobrelleve con dignidad la ignorancia y no combine la falla Nº 5 con la explicitada en el punto Nº4. No se pase de listo con preguntas irrelevantes, estúpidas, o innecesarias pero rimbombantes y que dejen claro que usted pretende sabérselas todas.

La mejor estrategia para ser un periodista mateo es... ser un periodista mateo. Mejor aplíquese, quiere.

7.- La noticia es el que entrevista, no usted.

La regla es tan obvia que da risa, pero no falta la estrella en ciernes a la que se le olvida. Todos sabemos lo inteligente que usted aspira a ser. Todos sabemos que se esfuerza por verse bien. Todos sabemos que quisiera ser un ídolo de multitudes. Todos sabemos que tiene ganas de ser rostro. Ya, ya, tranquilo. Pero ubíquese, pues.

Así como usted tiene sueños de grandeza, sus colegas tienen aspiraciones más pedestres: ganarse las lucas, hacer bien la pega, desarrollarse como profesional. Y no tienen por qué soportarle sus aires de realeza. Así que mejor baje los pies de la mesa, deje de tirarle el ridículum a los colegas y no interrumpa con sus huevadas.

9 Comments:

Blogger Kathy_C said...

Faltó

"No apague el celular"

Por alguna retorcida razón, para los editores y colegas, es siempre más pasable que el buscado no responda el celular antes de que lo tenga apagado.

Qué cosas, ¿no?

Hueno el análisis. Así como hermético.

K.

10:09 p. m.

 
Blogger Ipnauj said...

Mi querida colega, la fauna periodística da para todo. Incluso están lo que no saben escribir. Pero seamos comprensivos con la muchachada que nada contra la corriente en un mar sobrepoblado.

Un gran saludo.

10:47 p. m.

 
Blogger cosascomunes said...

Mas que comportamientos de colegas podrías haber titulado “Normas básicas de convivencia laboral”
Saludos y grande los tres.

1:22 a. m.

 
Blogger cosascomunes said...

Mas que comportamientos de colegas podrías haber titulado “Normas básicas de convivencia laboral”
Saludos y grande los tres.

1:23 a. m.

 
Blogger Raúl said...

Son unas lecciones bien interesantes para quien apenas empieza en este oficio.

Un fuerte abrazo!

(Muy buena la canción de Los Tres. Para mi es un sonido novedoso, y más bien impredecible... Y eso es muy bueno)

8:34 p. m.

 
Blogger Cristian said...

Está bueno... En todas las profesiones hay vicios, por lo visto. En la suya también. ¡Y hartos!

2:56 p. m.

 
Blogger young_supersonic said...

JA, JA, JA.
QUE BUENA. NO TE DEBEN HABER TOCADO CONFERENCIAS DE PRENSA MUY ENTRETES LA ÚLTIMA SEMANA.

TE FALTÓ LOS QUE JURAN QUE "ESCRIBEN LA RAJA" Y SE LAS DAN DE ERUDITOS EN EL TEMA.

ALGUNOS HASTA INCLUSO TIENEN BLOGS... PLOP!

JE, JE.

BESOS

1:08 p. m.

 
Blogger Loruka said...

TUSA: ES QUE ESOS ÚLTIMOS ME CAEN TELLIBLES DE BIEN, ASÍ QUE NO ENTRAN EN LA CATEGORÍA.

=D

8:53 p. m.

 
Blogger young_supersonic said...

OYE!!!!!

YA NI ME VISITAS. NO TE OLVIDES DEL PUEBLO PO.

OJALÁ NO ESTÉ MUY ESPESA LA PEGA X ALLÁ...

UN BESO

1:58 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!