"Si algo no resulta lógico, perdón de mi cabeza"

sábado, mayo 27, 2006

Paren el mundo, que me quiero bajar


Esta semana ha sido de locos. Intensa, descabellada, casi no apta para cardiacos o, al menos, personas con propensión al colon irritable. Nada de autorreferencias, por cierto.

La estabilidad laboral es un concepto extraño y puede provocar estados mentales demasiado cercanos a la paranoia, la bipolaridad o la demencia precoz. Y este es el factor X, el que ha hecho que en estos siete días las cosas –mi situación- haya cambiado drásticamente.

Todo partió el jueves 18 y el sorpresivo aterrizaje de los fiscalizadores de la Inspección del Trabajo. Los ágiles detectaron diversas irregularidades en el medio donde me desempeño, que van desde baños asquerosos, horarios eternos y trabajadores –entre ellos, yo- boleteando desde hace más de seis meses, pese a que la ley establece que luego de este tiempo se debe firmar contratos.

Urgidos por la fiscalización, el lunes los dueños aceleraron la corrección de irregularidades, que en mi caso desembocó en la firma de ¡dos! contratos en menos de 36 horas (cuatro, si consideramos las copias): uno chanta de honorarios –que decía que poco menos podía pautearme sola y desde cualquier parte del universo- y otro que institucionalizaba la figura de periodista para la edición del domingo.

Y desde ayer, pasé a cubrir el área de Política, luego de que la titular se fue en mala de la pega, porque no llegó a un acuerdo contractual.

Mi nuevo contrato –el tercero en menos de diez día- se oficializará la semana entrante, tras intensas y variadas sensaciones que remiten a: desilusión, ninguneo, hastío, rabia, pena, dudas, culpa y alivio. Todo junto y revuelto, canalizado en insomnio e irritabilidad de colon.

El lunes asumo el cargo y tengo que hacer una serie de cosas como avisar que asumo, cambiarme de escritorio, crear un nuevo archivo, revisar las ediciones pasadas, hacer turno cada dos fines de semana, soportar las mañas de un jefe bipolar y varias cosas así.

Tengo una sensación entre miedo y gusto, que –dicen- es la ideal para partir con ganas “este nuevo desafío”, como tan solemnemente lo han calificado en esta redacción. ¡Uuuuuuuuuuuuuy!

4 Comments:

Blogger Cristian said...

¿Me va a creer que hace diez minutos iba a comentar en su post anterior que la estaba echando de menos? Bueh, es bueno que haya vuelto a escribir pero ahora entiendo por qué no lo estaba haciendo. No sabía que usted estaba en condiciones tan poco dignas de trabajo... pero jefes vacas hay en todos lados.

A lo mejor esto de redactora de política le viene mejor que lo anterior, ¿o no?

Cuando llegue a su casa, saque el trabajo de su cabeza. Es lo mejor.

Ayer asistí a la ceremonia de titulación de una amiga periodista... y me acordé de usted y de KathyC... mi amiga, en todo caso, ya está desencantada con su profesión: inmediatamente después de egresada, entró a estudiar Pedagogía en Español... Plop.

6:10 p. m.

 
Blogger Loruka said...

Lo que pasa es que los empresaurios no cachan que, a pesar de que se ahorran unos cuantos pesos saltándose las leyes, pierden mucho más en multas y descrédito... en fin.

Y acerca de si esto es mejor, más o menos: es más plata y el área me gusta mucho, pero echaré de menos la dedicación exclusiva a los reportajes.

Saludos

PS: gracias por extrañarme. La verdad es que yo también echo de menos a los amigos del blog!

7:20 p. m.

 
Blogger young_supersonic said...

CHUATA!!!
CUANTA COSA JUNTA. O SEA QUE TODO LO QUE HABLAMOS EL OTRO DÍA NO FUE NADA PARA LO QUE VINO DESPUÉS...
QUE PUEDO DECIR: SÓLO ÁNIMO Y QUE TE VAYA MUY BIEN EN ESTA NUEVA ETAPA.
Y QUE 'EL SEÑOR AQUEL' NO AUMENTE LOS DOLORES DE ESE CÓLON IRRITABLE.
DE VERDAD, HARTO AGUANTE Y FUERZA.
DEMUESTRA UNA VEZ MÁS QUE ERES LO MEJOR DE ESE TABLOIDE.

UN BESO

10:31 p. m.

 
Blogger Kathy_C said...

Te leo y me acuerdo de cuánto me gusta hacerlo. Desde hace años.

Me acuerdo también de las caras que pone la gente cuando nos andamos paseando juntas. Lo incómodos que parecen sentirse "los políticos" y lo extraño que es sentirse parte del "cuarto poder".

¿Te acuerdas cuántos se rieron cuando comenzamos a firmar reportajes juntas? Nunca supe si se reían porque captaban nuestra ironía o porque se dieron cuenta de que si hay alguien con quien quiero escribir en coautoría es contigo. Y supongo que tú conmigo.(Y no con ellos, manga de subnormales).

Ahora yo ya no estoy ahí donde alguna vez estuve.
Aunque -como nadie sabe en esta pega de superhéroes- capaz que termine volviendo. Sin embargo, me siento re cerca.

Tal como si se tratara de que una de mis hermanas está cubriendo uno de mis sectores favoritos de la noticia.

Eso es un gran paso. No sólo porque ahora "estás contratada" (por fin en un medio de comunicación y no más en multitiendas jajajá, chao Líder y MegaJohnsons =P ) sino también porque significa hacer el esfuerzo de guardarse la tendencia, poner caritas lindas a la "senadora" y aguantar que se hagan los lindos contigo.

Ah!, claro, la parte buena es la cercanía con él. Con ese pequeñín.

Y bueno, luego de todas estas letras locas, no me queda más que renovar mi super compromiso contigo, reafirmar mi admiración y valoración hacia ti, tu estilo, tu forma de hacer periodismo y la gran gracia de esconder la tendencia en pro de la inexistente objetividad.

Si me puse mamona, me importa un Agüirre =P

¡¡ Besos !!

PS: Se viene la independencia.

10:00 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

adopt your own virtual pet!